MIEL MIL FLORES

La Miel de Mil Flores procede de los colmenares que tenemos entre los parques naturales de los Montes de Toledo y el Parque Nacional de Cabañeros y en los de la Sierra Oeste de Madrid, donde predominan plantas como el romero, tomillo, jara, brezo, encina, cantueso …, y cuya recolección se realiza en primavera.

Muchas zonas no tienen una vegetación dominante, o la planta que domina no es aprovechada por las abejas (como los pinos) y estas se reparten por otras plantas no dominantes. Cuando la cobertura vegetal que aprovechan las abejas está formada por una gran variedad de plantas de las que unas tienen más presencia que otras, pero sin una clara mayoría de ninguna, la miel que se recolecta allí, se llama “multifloral” o “de milflores”.

Maridaje Este tipo de mieles son las que más se usan para todo, son las más frecuentes en el mercado, y son las que suelen aportar gusto dulce a todo tipo de preparaciones: bebidas frías o calientes (infusiones, refrescos, zumos… este verano tenga siempre en la nevera el clásico zumo de limón con agua y miel para refrescarse), desayunos y meriendas, helados, lácteos, pescados, carnes blancas, postres (frutas con miel, como: naranja, fresones, manzana, plátano, piña…)

Propiedades Energética y desprovista de grasas, la miel de flores es un sustituto perfecto del azúcar refinado, así como un suplemento ideal para deportistas y personas con algún déficit alimenticio.

En su composición reconocemos ácidos orgánicos, enzimas y minerales diversos. Muchos de estos elementos poseen propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antisépticas, antioxidantes…

Fuente de vitaminas, minerales y principios activos, los beneficios de la Miel de Flores constituyen un remedio natural contra numerosas enfermedades y dolencias, además de ser un poderosísimo aliado para adelgazar, como antibiótico natural, para prevenir catarros y otras dolencias o calmar la acidez estomacal.

Peso neto 500 gr

Características organolépticas:

Color ámbar claro y superficie extraordinariamente brillante.

Aroma Muy floral, intenso y persistente.

Gusto dulzón, con claras notas aromáticas al paladar.

Tacto cristalización rápida en cristales de tamaño medio a fino.

6,90